Asegura los ambientes de tus clientes con cámaras de circuito cerrado
Asegura los ambientes de tus clientes con cámaras de circuito cerrado

Las cámaras de circuito cerrado de televisión (CCTV) son los ojos que le permiten a tus clientes ver lo que sucede a su alrededor, aun cuando no estén ahí.

La cámara CCTV o de circuito cerrado es una de las soluciones de seguridad residencial más eficaces, ya que funciona como disuasor y como evidencia para resolver un delito.

De hecho, un estudio reciente refleja que el mercado global de cámaras CCTV podría llegar a los USD $16,000 millones en el 2029 debido a la creciente inquietud y necesidad de seguridad.

Una solución de preferencia para la videovigilancia

Las compañías de seguridad buscan cada vez más las cámaras de circuito cerrado como fuente de información valiosa para cumplir las reclamaciones de robo o daño a la propiedad.

Asimismo, a los propietarios de pequeñas empresas les preocupa que sus inventarios estén en los almacenes o las tiendas sin supervisión.

Es ahí donde las soluciones CCTV son eficaces en tales situaciones para cuidar la propiedad y detectar cualquier vandalismo, robo o movimiento de personas mal intencionadas cerca de las propiedades. 

Adicional a los temas de seguridad, las soluciones de videovigilancia más recientes se utilizan cada vez más en instalaciones de interiores y exteriores, tales como supervisión de bebés, comunicación de audio bidireccional, supervisión de personal, entre otras.

La industria de videovigilancia es testigo de una innovación importante, ya que las nuevas cámaras CCTV se están equipando con capacidades de inteligencia artificial (IA) y técnicas de imagen térmica avanzada que detectan movimientos no naturales y envían notificaciones a los dispositivos inteligentes de los consumidores.

Las tecnologías de IA ofrecen reconocimiento facial mejorado, detección de objetos y capacidades de reconocimiento de eventos.  

Cada vez más, estas soluciones de la nueva era se convierten en un elemento importante para la automatización del hogar inteligente, que puede activarse y accederse a través de una sencilla aplicación móvil o conectarse a dispositivos inteligentes como Alexa o Google Home.

Como ya mencionamos, las cámaras inalámbricas individuales también están adquiriendo popularidad debido a su facilidad de uso e instalación.

Estas cámaras ofrecen la ventaja de agregar almacenamiento a través de tarjetas microSD diseñadas para videograbación 24×7.

Lee también: ¿Cómo minimizar costos en la videovigilancia y sacarle mayor provecho?

El futuro de la seguridad residencial

Las soluciones de videovigilancia residencial se están convirtiendo en una parte integral de los hogares inteligentes con reconocimiento facial y de voz, integraciones de idiomas y mucho más.

Con el uso cada vez más generalizado de la IA, los clientes necesitan seleccionar el tipo de videovigilancia que mejor cumpla sus requerimientos, así como soluciones de almacenamiento para protegerse a ellos mismos y a los suyos. 

En tu opinión, ¿Qué candidato presidencial ganó el primer debate?

Otras notas relacionadas con Cámaras de circuito cerrado, cámaras inalámbricas, Canal TI, CCTV, soluciones de videovigilancia