¿Sabe qué es la vanidad corporativa y cómo evitarla?
¿Sabe qué es la vanidad corporativa y cómo evitarla?

Las empresas se enfrentan a nuevos retos corporativos que van desde la innovación hasta un buen manejo de la salud mental y emocional de sus colaboradores.

Según la Organización Panamericana de la Salud (Pan American Health Organization –PAHO-), los problemas de salud mental impactan directamente en el lugar de trabajo, causando ausentismo, pérdida de productividad y altos costos de atención en salud. La depresión en el trabajo es la causa principal de reducir productividad, aumento de días remunerados y retiro prematuro.

Confirmando, 1DOC3 la mayor compañía enfocada en telemedicina y bienestar de América Latina, aseguró que la prevención en temas de salud mental es vital para el desarrollo de las organizaciones. En Colombia las consultas relacionadas con temas de salud mental y psicología crecieron casi 5 veces.

En este contexto, hay compañías que han caído en lo que se conoce como “vanidad corporativa” y que está fuertemente relacionada con problemas de salud mental y emocional de los trabajadores. Por esta razón, War Room, consultora líder en cultura organizacional explica de qué se trata este nuevo concepto y cómo evitarlo.

El problema de esta práctica tiene dos grandes componentes. En primer lugar, el rasgo psicológico, al utilizar carencias de autoestima y autorreconocimiento y, en segundo lugar, la conducta manipulatoria de algunos líderes empresariales para maximizar “sus” resultados.

“Esta es una práctica pusilánime” (palabra que proviene del griego “Alma Pobre”), manifiesta Salas. Estas acciones surgen porque en la mayoría de los casos, estos “líderes salvajes” se aprovechan de las debilidades emocionales que tienen alguno o varios de sus colaboradores para promover la vanidad y manipular al talento humano.

Un ejemplo de esto pueden ser los reconocimientos como: los empleados de…, los cargos gerenciales poco preparados, los bonos de reconocimiento, los premios digitados, entre otros; algunos de los cuales podrían ser componentes válidos en una cultura de alto desempeño si se los enfoca al sentido de logro y no de éxito.

El problema radica cuando estos son usados para manipular y no para promover la integridad y reciprocidad entre los miembros de los equipos, potenciar la visión compartida y el logro común.

Otras, también están incurriendo en la vanidad corporativa cuando ofrecen cargos gerenciales y de poder a sus empleados solo con el objetivo de generar que la persona mantenga niveles de productividad fuera de su alcance o bien, simplemente como “herramientas de retención”. La vanidad corporativa lastima la salud mental y emocional tanto del que recibe “el reconocimiento” como de todo el equipo de trabajo.

¿Cómo evitar la vanidad corporativa?

War Room comparte tres puntos claves para evitar caer en prácticas de vanidad corporativa o vanidad empresarial. Lo primero, es reconocer que existen estas prácticas en las compañías. Detectar a tiempo estos hábitos, permite maniobrar y aplicar acciones correctivas en los equipos. Si los colaboradores detectan este tipo de prácticas, pueden responder activamente a contrarrestar los efectos tóxicos de las mismas.

En último lugar, se recomienda realizar monitoreos o acciones preventivas llevadas a cabo por expertos en cultura organizacional con el fin de detectar malas prácticas, y empezar a promover mejores escenarios de salud laboral.

La buena noticia

¿Qué mercado invierte más en tecnología en México?

En esta nota se habla de: Vanidad corporativa
Otras notas relacionadas con Vanidad corporativa