Hay talento en las empresas mexicanas, solo falta apoyarlo
Hay talento en las empresas mexicanas, solo falta apoyarlo
Conoce la metodología del Assessment Center y desarrolla al capital humano de tu empresa

Se presentó el libro Assessment Center, un texto con herramientas y casos prácticos para identificar el talento y las habilidades blandas de los empleados.

Durante la presentación del libro Assessment Center se habló de la importancia de la identificación y desarrollo de talento humano en las empresas, así como de la necesaria evaluación constante a través de una metodología probada.

Assessment Center, es un libro que propone la metodología del mismo nombre para ayudar a los departamentos de Recursos Humanos a tomar mejores decisiones en la contratación, promoción y ascenso de personal, sino también para capacitar y desarrollar a los profesionales y hacerlos crecer.

Las autoras del libro, Graciela Sánchez Bedolla, asesora de desarrollo profesional y de Recursos Humanos con Assessment Center, y Gabriela Valdez López, directora general en grupo THS, señalaron que esta metodología saca provecho del diferenciador de cualquier empresa: Su gente.

Durante la lectura las autoras proponen prácticas que lleven de la mano al lector para que entiendan cómo es la estructura de la metodología de inicio a fin; cómo elegir un caso, cómo aplicarlo, qué observar y cómo calificar, además de la forma correcta de hacer un diagnóstico de los empleados y así indagar en el desempeño de esa persona en el equipo y puesto de trabajo.

La lectura proporciona herramientas para medir habilidades y problemas administrativos, así como dinámicas y comportamiento de la gente.

A partir de la lectura de Assessment Center, los ejecutivos podrán diseñar sus propios casos y herramientas para medir lo que necesitan medir.

Como metodología, Assessment Center es una alternativa a las pruebas psicométricas y complementa la información para conocer las fortalezas y áreas de oportunidad de la gente, tanto interna como de los colaboradores externos.

Hoy las empresas tienen su propio método para evaluar captar, contratar y desarrollar a su capital humano; algunas incluso se valen de algoritmos de Inteligencia Artificial que rápidamente hacen detecciones sobre conocimientos técnicos que se requieren en un perfil que se está evaluando.

Pero no todo lo que se necesita de un buen empleado son conocimientos técnicos; la identificación de soft skills son el complemento perfecto para cualquier ambiente de trabajo.

La nueva valoración del personal

Estamos en La Era de la Gente; a raíz de la pandemia se abrieron nuevas condiciones de trabajo, y se conoció la importancia de la capacitación y desarrollo de las competencias de la gente.

La metodología Asessment Center propone ahorros en tiempo para detectar aquellos perfiles que son más competentes por sus habilidades técnicas pero también por sus cualidades humanas a fin de incorporarlos a la organización, o bien cubrir sus áreas y desarrollarlos.

Con estas herramientas, el área de Recursos Humanos de una empresa podrá observar el comportamiento de las personas en tiempo real; en un ambiente simulado para que demuestre y despliegue sus competencias, su capacidad de análisis y de liderazgo y evalúe si son suficientes para el puesto que se le asignará.

“No es lo que el candidato nos dice en la entrevista, o lo que contesta en una prueba psicométrica, sino su proyección como ente activo en un ambiente laboral.”

¿Cómo funciona la metodología Assessment Center?

Graciela Sánchez Bedolla, asesora de desarrollo profesional y de Recursos Humanos con Assessment Center, señaló que evaluar a personas requiere de un marco teórico de referencia para iniciar la evaluación de empleados y candidatos.

Se deben considerar elementos tecnológicos de la empresa, pero también estructurales y administrativos de la organización, así como las competencias personales y socio afectivas en las interacciones personales cuando hacen sus simulaciones de dinámicas de grupo.

“Es importante ver cómo se comporta la gente en realidad, cómo resuelven e interactúan con los demás”.

Graciela Sánchez Bedolla, asesora de desarrollo profesional y de Recursos Humanos con Assessment Center.

Las competencias blandas cobran importancia a medida que las personas avanzan en el organigrama y crecen en su vida profesional; toda persona debe aprender a delegar tareas, organizar gente, llevar la agenda y la planeación.

Además, se busca que mientras la persona escala en puestos y responsabilidad también cumpla y gane en sus objetivos personales.

Liderazgo y capitalismo consciente

El libro también explora también el concepto de Capitalismo Consciente, que asegura que las organizaciones hoy se centran en los líderes.

Entre los líderes destacan sus cualidades humanas tales como la comprensión, empatía, que motiven y reconozcan a su gente. Entre su personal es menor el peso que tienen sus habilidades técnicas.

Un líder, está al frente de un grupo, departamento u organización, cuya principal cualidad es que es seguido por la gente, y procura un equilibrio entre las cualidades técnicas, administrativas y humanas.

De acuerdo con Sánchez Bedolla, no es nada fácil aprender estas soft skills para ser un buen líder no es cosa fácil; consideró incluso más fácil aprender a desarrollar tareas técnicas o administrativas que desarrollar liderazgo, análisis, toma de decisiones, empatía.

Si bien el libro ofrece herramientas, es necesario que los dirigentes de Recursos Humanos, deben certificarse antes de emprender cambios sustanciales en las organizaciones.

En tu opinión, ¿Qué candidato presidencial ganó el primer debate?