Mercado de partes, pequeño pero rentable

Share:

El mercado de partes es uno de los más pequeños en términos de negocio dentro de los ramos de las tecnologías de la información, pero es un negocio muy rentable, aseguró Daniel Hernández, gerente General de Mayorista de Partes y Refacciones (MPR).

En la parte de impresión, el mayorista cuenta con refacciones de Lexmark y HP Inc, mientras que en servidores tiene partes y refacciones de todas las líneas de HP Enterprise, con las que MPR apuesta por relaciones a largo plazo.

Añadió que la tarea del mayorista es fortalecer a sus socios para que puedan ampliar sus negocios, apoyándolos con días de crédito, además de que en conjunto determinan si la facturación se hará en dólares o en pesos y se negocia un tipo de cambio.

Para otorgar las líneas de crédito, MPR toma en cuenta la antigüedad del canal trabajando con el mayorista y su desempeño, además del número de recursos que requerirá.

La disponibilidad del producto es otro factor que resaltó Hernández, pues las refacciones son vitales para que un servidor o equipo descompuesto vuelva a funcionar en el menor tiempo posible, por ello MPR ofrece respuesta en un tiempo máximo de 24 horas a cualquier parte de la República Mexicana.

El mayorista está en constante comunicación con sus canales para que estén enterados de cómo se encuentra el mercado, la cuestión económica y su inventario, para determinar estrategias que les beneficien como el pago por adelantado con descuento.

Para cumplir con lo anterior, el mayorista solicita a sus canales información sobre los equipos de los que pudiera necesitar refacciones para tener en stock un inventario a la medida para cada distribuidor, sin importar el tamaño del cliente.

Los distribuidores deben tener el compromiso de que el inventario que están solicitando a MPR es el que su cliente puede requerir en un tiempo determinado de tiempo, para que el mayorista también pueda cuidar su inversión.

Para socios

Para ser socio de MPR, el canal necesita ser una empresa formal, con relación directa con el ramo de cómputo para asegurar la necesidad de adquirir partes o refacciones, para iniciar la relación de negocio entre ambos.

Dependiendo del volumen que maneje cada distribuidor, se otorga una nota de crédito por un porcentaje negociado sobre las compras, nota que se les devuelve o que pueden aplicar para futuros pedidos.

El universo de canales de MPR se compone en un 90 por ciento de empresas dedicadas al mantenimiento, además de canales certificados por los fabricantes; mientras que el 10 por ciento restante se conforma de canales que ocasionalmente compran partes y refacciones sobre todo para gobierno.

Para aprovechar los beneficios que otorga MPR y crecer su negocio, Hernández recomienda a sus canales ir más allá de la reparación y ofrecer contratos de mantenimiento, con lo cual también mejorarán la relación con sus clientes.