IBM: 5 innovaciones en 5 años

Share:

IBM dio a conocer la lista anual IBM 5 in 5, los cinco hitos científicos innovadores con el potencial de cambiar la forma en la que la gente trabajará, vivirá e interactuará durante los próximos cinco años, en la cual se citaron la Inteligencia Artificial (AI), la hiper-imagen, los macroscopios, los laboratorios médicos “on a chip y los sensores inteligentes.

“Con los avances en inteligencia artificial y nanotecnología, apuntamos a inventar una nueva generación de instrumentos científicos, que harán que los complejos sistemas invisibles de nuestro mundo actual, se hagan visibles en los próximos 5 años”, comentó Dario Gil, vicepresidente de Ciencia y Soluciones de IBM Research.

Conoce más

Con la Inteligencia Artificial, en cinco años, lo que decimos y escribimos será utilizado como indicador del bienestar de salud física y mental. Los patrones en el habla y escritura serán analizados por nuevos sistemas cognitivos y proveerán signos reveladores de enfermedades mentales y neurológicas en estado temprano de desarrollo, lo que ayudará a los médicos y a los pacientes a prevenir, monitorear y hacer seguimiento de dichas enfermedades.

También, nuevos dispositivos de imagen utilizarán hiper-imagen e Inteligencia Artificial, para ayudar a ver ampliamente, más allá del dominio de la luz visible, a través de la combinación de múltiples bandas del espectro electromagnético, y así revelar información de valor o peligros potenciales. Estos dispositivos serán portátiles, accesibles y asequibles.

Por otra parte, en los próximos cinco años, los macroscopios ayudarán a entender la complejidad de la Tierra en detalle infinito, ya que utilizan algoritmos y software de machine-learning para ayudar a organizar la información sobre el mundo físico, y así ayudar a traer los datos reunidos por los miles de millones de dispositivos dentro del rango de visión y comprensión.

Los laboratorios médicos “on a chip” servirán para rastrear enfermedades con nanoteconología, rastrearán pistas invisibles en los fluidos corporales y harán saber inmediatamente si existe una razón para consultar a un médico. El objetivo es reducir hasta en un sólo chip de silicio todos los procesos necesarios para analizar una enfermedad, que normalmente se llevarían a cabo en un laboratorio de bioquímica a gran escala.

Por último, nuevas y asequibles tecnologías sensoriales, desarrolladas cerca de los pozos de extracción de gas natural, de instalaciones de almacenamiento, y a lo largo de las cañerías de distribución; ayudarán a determinar con precisión y en tiempo real las pérdidas invisibles. Las redes de sensores de IoT conectadas de forma inalámbrica a la nube, proveerán monitoreo continuo de la vasta infraestructura de gas natural, permitiendo encontrar las pérdidas de gas en minutos, en lugar de semanas, reduciendo la contaminación, los residuos y la probabilidad de eventos catastróficos.