Fuerza laboral híbrida, ¿Qué retos enfrenta?

Share:

Los colaboradores requieren acceso a aplicaciones y datos corporativos sin importar dónde se encuentren.

Conectividad, colaboración, seguridad y migración a la nube son clave en la fuerza laboral híbrida, así lo indicó un Estudio de Servicios Profesionales realizado por GlobalData y AT&T.

El estudio recopiló información de los sectores jurídico, contable, publicitario, de consultoría, arquitectura e ingeniería; y del total de la muestra, 60% de las empresas ve un futuro labora híbrido.

Sobre todo porque la pandemia demostró que el personal puede trabajar desde casa y aumentar su productividad.

Los colaboradores necesitan acceder a aplicaciones y datos corporativos sin importar dónde se encuentren, lo que agrega complejidad a los equipos de TI.

Principales retos de la fuerza laboral híbrida

El estudio también dejó al descubierto los retos tecnológicos a los que la fuerza labora híbrida se enfrenta, destacando los siguientes:

  • Proporcionar una conectividad y networking robustos, así como herramientas de colaboración suficientes
  • Apoyar a los colaboradores que trabajen desde casa
  • Seguridad para que el personal pueda llevar a cabo sus funciones de manera efectiva
  • Migración a la nube

La conectividad es un componente clave en un entrono laboral digital al permitir que el personal pueda comunicarse y colaborar fácilmente desde cualquier lugar.

Te podría interesar leer : Nube híbrida abierta a través de IBM y AT&T

Más de la mitad de los encuestados afirmó que las plataformas de colaboración como Zoom, Microsoft Teams y Webex se mantendrán con área de interés para invertir en el futuro.

La siguiente generación de tecnologías colaborativas recopilan herramientas bajo una sola, respaldada por Inteligencia Artificial y permitiendo compartir y colaborar en documentos al mismo tiempo.

La seguridad es uno de los mayores desafíos del modelo de trabajo híbrido pues se requerirá empatar la experiencia de usuario del personal remoto con la protección de la información.

En el trabajo remoto no siempre se garantizan elementos de seguridad lo que deja a las empresas vulnerables ante los ciberdelincuentes.

La migración a la nube será más acelerada porque estas soluciones se adaptan a las necesidades de una fuerza laboral más dispersa al ofrecer fácil implementación, escalabilidad y rentabilidad.