El cibercrimen más cerca de nosotros

Share:

Hoy por hoy la distancia entre la delincuencia cibernética y las empresas es muy cercana, espías industriales, programadores de malware y una estructura de redes sociales es una constante exposición.

Con una vulnerabilidad, los cibercriminales plantean nuevos escenarios en sitios web, ingeniería social, spam o Pharming lo cual deriva en la inyección de códigos maliciosos.

Por ejemplo, en la ingeniería social facilita un análisis de comportamiento y datos de la víctima para alcanzar un nivel de conocimiento tal que un mensaje sea creíble para ella. Las redes sociales son una fuente inagotable de datos para los cibercriminales.

El Spam da acceso a que criminales puedan atacar enviando de forma indiscriminada virus. El Pharming también les brinda la posibilidad de explotar vulnerabilidades Domain Name System en los equipos de las víctimas.

De ahí que es necesario siempre tomar buenas medidas, serías y eficaces para evitar el engaño por la ciberdelincuencia. Para tratar de evitar ser víctima es sustancial tomar en cuenta las siguientes recomendaciones por F-Secure:

  • Mantener al día todos los parches y actualizaciones de todos sus sistemas instalados.
  •  No instalar software pirata.
  •  No confiar en antivirus gratuitos, ya que utilizan los datos para vender publicidad y muchos no lo son y en lugar de protegerlo lo infectan. La falsa sensación de seguridad es el peor remedio para alejarse de los cibercriminales.
  • Cuando se ingrese al banco, nunca busque la dirección del banco en Google o Bing. Los cibercriminales pueden posicionar un sitio similar muy rápidamente y se puede ingresar por error. Hay que escribir la dirección en su navegador.
  • No usar para todos sus sitios la misma palabra clave.
  • Cuando se arme una palabra clave, usar mayúsculas, minúsculas, números y símbolos.
  • No utilizar fechas claves, nombre de sus mascotas o hijos en las claves.
  • Instar un antivirus en su teléfono.

Otras medidas que se pueden tomar en cuenta es el evitar conectarse a Wi-Fi públicos y de ser así, tratar de instalar VPN; disponer de un e-mail y unaclave especial para los sitios que requieren registro, evitando ponerlos en manos de terceros. Y por último revisar las políticas de privacidad de las redes sociales y asegurarse de estar de acuerdo con ellas.