Desarrolladores de software, entre los más piratas en México

Share:

Entre las empresas que más utilizan plataformas apócrifas de software en México se encuentran los desarrolladores, las instituciones de educación, construcción y comercio, reveló el más reciente estudio de la Business Software Alliance (BSA) que identificó además que siete de cada 10 empresas en México tiene problemas con el licenciamiento de aplicaciones que utilizan.

Esto significa que solamente el 30% de las organizaciones en nuestro país mantienen sus plataformas informáticas de manera adecuada.

Las descargas ilegales a través de Internet y el empleo de un mismo programa en más de una PC son las actividades más recurrentes.

Los sectores que menos piratería muestran son los de manufactura y servicios financieros, aunque también se detectaron algunos casos. Por su parte el 30% de las compañías en México que utilizan software legítimo, son organizaciones que se caracterizan por tener intereses comerciales en el extranjero, manejar algún estándar de calidad o cuidar la imagen ética de sus negocios. Además de reconocer que entre los beneficios por el uso de software legal, se encuentran el soporte técnico, buen funcionamiento y las actualizaciones.  

La encuesta realizada por la empresa Parametría por encargo de la BSA México, detectó que el 18% de las organizaciones en nuestro país que señalaron tener buenas prácticas en realidad no las llevan a cabo y saben que es ilegal la piratería de software;  el 19% mencionó tener buenas prácticas, aunque tampoco las aplica al no saber que es ilegal lo que están haciendo.

El 30% restante que conforma el 70% de las empresas que utilizan software ilegal (cifra redondeada por Parametría del total que es 67%) fueron consideradas empresas flagrantes, es decir, aquellas que reconocen abiertamente el uso indebido de software y ejercen malas prácticas, pero además saben que es ilegal la piratería y no piensan dejar de hacerlo.

El impacto económico

Kiyoshi Tsuru, director general de BSA México, detalló que en 2011 la tasa de piratería fue del 57% con una concentración importante en el sector productivo y arrojó pérdidas económicas por mil 249 millones de pesos, la estimación para finales de 2014 sería una reducción en la taza pero quizá un aumentó en la cifra en pesos por la posición económica de México como un país en crecimiento.

“Este año continuaremos con la campaña ¿qué traes en tu sistema? Y estaremos fortaleciendo las acciones para legalizar el uso de software empresarial, además de las alianzas con organizaciones para lograr una cultura de respeto a la propiedad intelectual de software en el sector productivo, así como impulsar la adopción de certificaciones y modelos como VERAFIRM para consolidar una base de promoción a los programas de cómputo originales”, señaló Tsuru.

Resultado de acciones

Miguel Ángel Margaín, director general del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), señaló que en 2013 se amplió la base de acciones legales para proteger la propiedad intelectual, como resultado se instrumentaron 1,059 visitas de inspección (mil más que en 2012) y se procedió con la clausura de ocho establecimientos por oponerse a la revisión de sus equipos de cómputo.

Se establecieron 331 multas, 242 por resolución y 81 por posesión, las cuales pueden ir desde los cinco mil hasta los 40 mil días de salario mínimo. En el caso de las clausuras temporales el tiempo mínimo es de 90 días.