Conectividad y digitalización retan a la industria automotriz

Share:

La mayoría de los consumidores de vehículos quiere comprar un híbrido como su próximo automóvil, lo que ubica a la industria automotriz global en una fase de reestructuración en la que sus miembros operan actualmente como un conjunto de islas conectadas, aunque distintas.

El 59% de los ejecutivos que respondió la 20ª Encuesta Global de Directivos Automotrices (Global Automotive Executive Survey 2019), realizada por KPMG International, consideró a la conectividad y a la digitalización como las tendencias principales que impulsa el sector.

Albrecht Ysenburg, socio líder de la Industria Automotriz de KPMG en México, resaltó información mostrada por el estudio como la posibilidad de que los países empaten la tecnología del sistema de tren motriz con sus materias primas: se espera que Estados Unidos se enfoque en los motores de combustión interna (ICE, por sus siglas en inglés) y en vehículos eléctricos de pila de combustible (FCEV, por sus siglas en inglés), mientras que China gobierne el mercado de e-mobility.

Y que ningún jugador dominará la cadena de valor por sí mismo, lo que muestra que más compañías pueden estar dispuestas a cooperar en el futuro

KPMG cree que será difícil que los jugadores tradicionales ocupen y compitan con los gigantes tecnológicos por las oportunidades de movilidad impulsadas por software.

Siete de cada 10 ejecutivos (77%) están convencidos de que, si bien los fabricantes fueron innovadores tecnológicos en las últimas décadas, ese papel está siendo asumido por el regulador, que establecerá la agenda principal definida por las políticas de la industria.

Coexistirán múltiples tecnologías de transmisión

Los ejecutivos creen en una división balanceada de los BEV (30%), los híbridos (25%), los FCEV (23%) y los ICE (23%) hasta 2040 – con los BEV a la cabeza. Los híbridos se ubican como la opción número uno para la próxima elección de automóvil del consumidor, seguidos muy de cerca por los de ICE.