Compras en línea se unen a los hábitos tradicionales: Cisco

Share:

Cuando empezó la era de compras en línea, hace algunos años, mucho se decía que las personas ya no acudirían a los centros comerciales. Pero más bien lo ocurrido es una sofisticación al momento de escoger lo que vamos a adquirir, para preparar una comida, la selección de vestimenta, de artículos de oficina, electrónicos y hasta automóviles.

Debido a que estamos entrando en la era en donde todo está conectado, podemos escoger desde la comodidad de un dispositivo aquello que queremos comprar en un supermercado, en una tienda departamental que ofrece artículos para el hogar o de oficina.

Información

La clave del éxito es que las tiendas físicas, que sigan abarrotadas por lo menos de gente viendo los productos, combinen las múltiples formas que se tienen en el mundo físico y en el digital, con el fin de satisfacer las necesidades y tendencias de compra, que quedan registradas en los sistemas y son utilizadas para mejorar la experiencia del consumidor.

De acuerdo con la quinta edición del estudio de Cisco Consulting Services “A medida que las experiencias de compra digital se convierten en la nueva tendencia dominante, los comercios minoristas deben actuar rápidamente para asegurar no verse obstaculizados por los competidores tradicionales ni los participantes innovadores y exclusivamente virtuales, que se adaptan más rápidamente.” Además, emprendió un proyecto de investigación integral que comprendió una encuesta a más de 6 mil consumidores de 10 países, que incluye a México y Brasil en América Latina, además de Australia, Canadá, China, Francia, Alemania, India, Reino Unido y Estados Unidos.

“Tenemos una oportunidad inmensa frente a nosotros. De los US$ 14.4 millones de millones de valor de internet de las cosas para el sector privado, US$1.5 millones de millones está disponible para el sector minorista. La llave para captar ese valor y percibir que los consumidores digitales no son estáticos y sí dinámicos. La digitalización permite la conectividad entre las personas, procesos datos y cosas” comentó Rosemary Arakaki, gerente de Desarrollo de Nuevos Negocios de Cisco América Latina.

La movilidad y las aplicaciones representan un punto de quiebre de alcance similar a lo que percibimos con el comercio electrónico a fines de la década de 1990 y principios del año 2000.

La personalización se produce cuando el comercio minorista sabe quién es el cliente; la trascendencia se produce cuando el comercio minorista sabe exactamente lo que intenta alcanzar el cliente en un contexto de compra en tiempo real. La transformación digital es fundamental a partir de una base tecnológica que facilite respuestas muy conscientes, predictivas y dinámicas para las exigencias de rápida evolución de los clientes.

Por Felipe González, director de Ventas de  Cisco México