¿Cómo reciclar los RAEE? Alcatel nos cuenta

Share:

El incremento de uso de móviles va de la mano con el impacto ambiental que estos provocan, es por eso vital para todos conocer las iniciativas que promuevan el reciclaje de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE). Por ello, Alcatel, el fabricante de smartphones, compartió una serie de consejos sobre cómo reciclar estos aparatos y alargar la vida de éstos y reducir su impacto ambiental.

“Para nosotros es muy importante que los usuarios de celulares en Colombia, que son la mayoría de la población, sepan qué hacer con los equipos viejos. Además, que conozcan que sus partes se usan en otras industrias, tras exhaustivos procesos de separación de material, y que estos no vuelven al mercado como muchos temen”, indicó Diego H. Sanchez, vicepresidente de Latam SP en Alcatel.

Lo más sencillo es acercarse a una oficina del operador móvil y buscar las canecas dispuestas para reciclar la basura electrónica (que incluye los celulares, sus accesorios, piezas de computadores y otros). Además, las grandes cadenas de retail y centros comerciales, entre otros, también han implementado puntos de reciclaje.

Los equipos no vuelven a salir al mercado, sino que son llevados a centros de reciclaje en donde se separan por partes y se extraen de ellas los componentes valiosos, para usarlos posteriormente en otras cadenas productivas. De las baterías, por ejemplo, se obtiene cobalto, níquel y cobre que se pueden emplear posteriormente en la producción de nuevas baterías, imanes o en la industria de acero inoxidable.

Reciclar sus equipos electrónicos no tiene ningún costo para el consumidor. La única inversión que deben hacer es el desplazamiento hasta el lugar donde se encuentran los puntos de reciclaje.

De acuerdo con la versión más reciente del Informe Nacional de Residuos Peligrosos que entrega el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), en 2014 los Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE) sumaron 12.958 toneladas y aunque la cifra se redujo en 2015, igual alcanzó las 880.7 toneladas.