Aumentan víctimas de ransomware por tercer trimestre consecutivo

Share:

Kaspersky Lab, en su informe trimestral Desarrollo de las amenazas informáticas, mostró que, durante el tercer trimestre de este año, aumentó más del doble el número de víctimas de ransomware criptográfico, el cual cifra archivos y exige a la víctima un rescate a cambio del desbloqueo. Éste es el tercer trimestre consecutivo en el que el número de personas atacadas se incrementó.

El estudio también muestra que el 4.83% de las víctimas se encuentra en Japón, el 3.71% en Croacia, el 3.36% en Corea del Sur, el 3.22% en Túnez, y el 3.2% en Bulgaria. En el trimestre anterior, aunque Japón también ocupaba el primer lugar, fue seguido de Italia, Yibuti, y Luxemburgo.

El principal motor de crecimiento fue el Trojan-Downloader.JS.Cryptoload, inscrito en JavaScript, capaz de descargar diferentes tipos de ransomware criptográfico, los más usados en este periodo fueron el CTB-Locker (28.34%), Locky (9.6%) y CryptXXX (8.95%).

Fedor Sinitsyn, experto en ransomware para Kaspersky Lab, explicó que el aumento de víctimas puede deberse a “las más de 32 mil modificaciones de ransomware que se detectaron en el tercer trimestre, fue 3.5 veces mayor que en el segundo.” Agregó que esto podría deberse a que las empresas invierten cada vez más en detectar nuevas muestras de ransomware lo más rápido posible, mientras los delincuentes crean nuevas modificaciones de sus programas maliciosos.

Además, el número de víctimas de malware bancario también creció, llegando a 1,198,264 personas afectadas, un 5.8% más que el trimestre anterior. Respecto a amenazas exploits, el 45% de los detectados por Kaspersky Lab estaban destinados a navegadores, y el 19% para el sistema Android. Ambos siguen siendo los más atacados.

Entre otros hallazgos plasmados en el informe trimestral, está la detección y bloqueo de 171,802,109 ataques generados desde recursos en línea ubicados en diferentes partes del mundo. De estos, 45,169,524 fueron URLs maliciosas que alojaban 12,657,673 herramientas maliciosas como scripts, exploits, archivos ejecutables, entre otras.