TOMi ofrece negocio en educación

Fabián Guillermo Vargas, gerente de Canales TOMi para México, Centroamérica y Colombia
Autor:
La compañía colombiana tiene promociones en febrero para nuevos socios a través de Grupo CVA
Negocios educativos

Palabras clave

Contenido patrocinado: 

TOMi, el fabricante de computadoras para profesores busca más socios en México para hacer negocios en el sector educativo. La compañía colombiana recluta canales a través de fabricantes aliados como ViewSonic y de Grupo CVA, el único mayorista con el que puedes aprovechar una promoción durante febrero para que conozcas el producto.

TOMi es una computadora que permite calificar automáticamente, llevar una lista, compartir contenido a estudiantes, realizar y llevar las clases de manera organizada, entre otras funciones. El objetivo de la empresa es facilitar la docencia y mejorar la calidad de aprendizaje en las aulas latinoamericanas tomando en cuenta las características económicas y sociales de áreas rurales y urbanizadas.

Si bien abordar al sector educativo no es sencillo, sí tiene gratificaciones sociales y económicas interesantes, dijo Fabián Guillermo Vargas, gerente de Canales para México, Centroamérica y Colombia, ya que estos productos no son transaccionales, sino que se tienen que complementar con otros elementos tecnológicos y servicios de preparación al profesor.

“Con el cómputo simple los canales de distribución pueden aspirar a tener aproximadamente un 5% de margen de ganancia, con nosotros el mínimo es de 20%, pero tienen que aprender a vender el producto educativo certificándose. Son productos de fidelización mediante el seguimiento post venta y que se dirigen al nicho más complejo de Latinoamérica que son los maestros. México es la plataforma más grande, tiene 2.5 millones de profesores de gobierno”, dijo Vargas.

¿Cómo empezar? Puede ser que seas un canal de distribución con total o parcial inclinación al sector educativo o que estés interesado en este. Si estás en la última situación, TOMi te apoya para que dentro de tu estructura incluyas paulatinamente un departamento enfocado a los negocios educativos.

De cualquier manera, debes tomar certificaciones. La primera es técnica en donde aprendes sobre los productos, sus ventajas, funcionamiento y garantía. La otra es comercial que se imparte a ti junto con tu cliente final para que TOMi te enseñe a ofrecer el producto. Este ejercicio se hace tres veces, la cuarta vez el fabricante te acompaña como observador y te ayuda si es que tienes problemas y la quinta vez tú haces el proceso por tu cuenta.

También tienes que certificarte en la formación de profesores en la utilización de TOMi y de otras herramientas TIC dentro del aula de clase. Esta preparación consta de cinco módulos de cuatro horas cada uno. Con esta instrucción tienes que agregar un seguimiento periódico al funcionamiento, uso y buen desarrollo de los contenidos dentro de la herramienta. Este servicio te permitirá fidelizar al cliente.

“El diferencial entre canal y canal es el número de personas certificadas. Un canal del más alto nivel puede tener 10 personas certificadas en temas técnicos y comerciales y tres adicionales en la formación a profesores. De esta manera garantizamos que el área de ventas de nuestro socio está preparada para ofrecer TOMi”, dijo Vargas.

El programa de canales consta de tres niveles: certificados, Silver y Gold, estos últimos son los que tienen exclusividad en ciertos productos para tener un diferencial en el mercado, mientras que desde el Silver los socios ya tienen protección a negocios específicos para mantener una competencia sana entre los distribuidores. Actualmente TOMi tiene 12 partners en México y sólo uno de ellos es Gold.

Los certificados cuentan con cartas de distribuidor autorizado y según sus compras reciben apoyos económicos para cambiar por asistencia a eventos, generación de los propios o hacer promociones especiales para clientes finales. También puedes usar los fondos de Grupo CVA para invertir en eventos multimarca. Además, TOMi cuenta con un call center en México para generar demanda.

Superhéroes de la vida real

Hace 15 años en una comuna marginal de Colombia un niño creció en un entorno de violencia, terrorismo y narcotráfico. Se decidía entre ser un sicario o un distribuidor de droga, sin la certeza de qué sería de él más allá de los 16 años. Un día se le apareció un súper héroe que le salvó la vida, no fue el gobierno ni la tecnología, sino un profesor que dedicó su tiempo a enseñar a jóvenes diferentes actividades como cocina o deportes. A él le mostró cómo usar una computadora y conocimientos básicos de programación.

El niño, Juan Manuel Lopera, creó su primer programa a los 14 años, fue un anuario escolar digital. A los 17 montó su primera empresa y la llamó Acceso Virtual, grupo al que hoy pertenece TOMi. Al fundador le nació la necesidad de agradecer el proceso por el que pasó y se dedicó a crear herramientas tecnológicas educativas con el único fin de crear maestros que inspiren vidas.

La computadora está diseñada para las necesidades puntuales de los maestros latinos en donde los costos de la tecnología, la escasez de conectividad WiFi, el poco conocimiento tecnológico de los profesores y la falta de recursos educativos son las características más comunes en las escuelas.

Hay tres productos principales: TOMi Simple, que es el más pequeño y tiene una pizarra interactiva. TOMi 7 ya es una computadora que puede utilizarse con un mouse y teclado o desde una laptop.

La plataforma TOMi Digital permite al docente crear clases, contenido, grupos de estudiantes y de padres de familia para compartir información, calificaciones, puntos adicionales, entre otros temas. Con esta aplicación también se puede notar la ausencia de los estudiantes y permite la comunicación con el padre para saber la razón.

Aterrizó en México

TOMi está presente en 14 países: toda Sudamérica, EE.UU. e India. A México llegó hace un año y cuatro meses. El 2018 fue el año de consolidación para la marca en el país: instaló tres mil aulas educativas y formó casi el mismo número de maestros. Al analizar la dinámica del sector educativo, Vargas concluyó que la tendencia de la economía de México dicta que se debe invertir en educación.

“El país está por debajo de Perú y Bolivia en la última prueba PISA (por sus siglas en inglés de Programme for International Student Assessment). Así el gobierno diga que no puede o no hará la inversión, es algo intrínseco a la evolución de la economía. No hay nada que evite que el país aumente su presupuesto en educación”, dijo Vargas.

Tan es así que marcas como ViewSonic, BenQ, Lenovo y HP han puesto en sus estrategias comerciales al sector educativo como un nicho interesante de negocios en el que están invirtiendo para posicionarse, añadió Vargas.

El socio Gold

TOMi empezó a distribuirse en México de la mano de Ikasi, que hoy es el único socio Gold dentro del programa del fabricante. Ambos han puesto más de 1,300 aulas en San Luis Potosí y Nayarit. El pronóstico para este año es posicionar 14 mil unidades en diferentes estados de la República.

Contacto de Negocio

Nombre: Fabián Guillermo Vargas

Cargo: gerente de Canales para México, Centroamérica y Colombia

Teléfono: +57 317 370 7637

Correo: fvargas@aulasamigas.com

Contenido relacionado: