Líderes y emprendedoras, así destacan las mujeres en el mundo profesional

Palabras clave

Contenido patrocinado: 
Autor:
Mujeres se abren paso en el ecosistema tecnológico y en puestos ejecutivos donde aportan valor para mejorar la cultura
Mujeres y liderazgo

El papel de la mujer en las empresas ha revolucionado en camino a romper el techo de cristal que existe en las organizaciones. Las emprendedoras en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM) han tenido un importante crecimiento en América Latina y el Caribe, 54% de ellas ha levantado capital de inversores ángeles o capital emprendedor y cerca del 80% planea expandir su compañía internacionalmente en los próximos cinco años, según un estudio elaborado por BID Lab en colaboración con Santander X.

Fintech, Edtech, Healthtech y Biotech son los sectores más representativos de las compañías creadas por las emprendedoras. Estos son sectores que tienen importantes oportunidades de crecimiento y potencial de impacto en América Latina y el Caribe, lo cual indica una alineación con las tres principales motivaciones de las emprendedoras: propósito, desafíos y pasiones personales, además de la búsqueda de soluciones a problemas apremiantes en sus comunidades o países.

Sin embargo, las emprendedoras de STEM aún enfrentan obstáculos importantes. El balance trabajo-vida personal y el rol social de las mujeres son los desafíos más importantes.

Y más allá de las emprendedoras, las mujeres en posiciones de liderazgo aportan valor para mejorar la cultura, el ambiente laboral y el desempeño de los líderes, así lo confirmó un estudio realizado por Great Place to Work y el Centro de Investigación de la Mujer en la Alta Dirección (CIMAD) del IPADE Business School sobre el Liderazgo Complementario.

“Para que las organizaciones construyan una cultura diversa e incluyente, y alcancen sus metas estratégicas, es necesario establecer una clara visión del impacto que tiene en el negocio desarrollar una cultura inclusiva”, señaló Eugenio Gómez Alatorre, director del CIMAD.

Te interesa leer: Let's talk about it con Carlotta Siniscalco, inversionista en Emergence Capital

Las intenciones de ganar lugares en las primeras filas de una organización va más allá de cumplir con un tema de inclusión y una cuota de género. El estudio demostró que en las organizaciones con muy alta presencia de mujeres, las percepciones de los colaboradores en dimensiones de credibilidad, respeto e imparcialidad, así como en los indicadores de capital humano, liderazgo muestran sus puntos más altos, generando mejores resultados al aprovechar su competencias culturales.

Asimismo, la paridad de género se ha convertido, además de una demanda por la equidad, en una estrategia de negocios. “Las mujeres son responsables del 64% de todas las decisiones globales de compra de productos y servicios, por lo que tener a mujeres en puestos gerenciales en una compañía aumenta la posibilidad de que la misma llegue a un mercado masivo", dijo Susana García-Robles, jefa de Unidad de Inversión y Coordinadora de Iniciativas de Género de BID Lab, laboratorio de innovación del Banco Interamericano de Desarrollo.

Tómalo en cuenta

Para reconocer a las mujeres en Ciberseguridad de América Latina que han realizado contribuciones significativas, avanzado en la industria y moldeado el camino para las futuras generaciones de profesionales, LATAM Women in Cybersecurity y la Alianza de Mujeres en Seguridad y Resiliencia anunció el lanzamiento de “Top Women in Cybersecurity – Latin America”.

Actualmente el panorama general de especialistas en ciberseguridad indica que hay un gran déficit de expertos en la industria y la representatividad de las mujeres es aún menor. Según datos de la Organización de Estados Americanos (OEA) solo 11% de las mujeres que trabajan en la industria tecnológica, se enfoca en ciberseguridad, y en Latinoamérica esta cifra llega sólo a 8%, de las cuales únicamente el 1% tiene cargos ejecutivos.

Por ello, destacar el trabajo y el aporte a la industria con una elección de las Mejores Mujeres en Ciberseguridad es un intento por impulsar el talento y dar otro paso para cerrar la brecha de género que existe en la industria.

Contenido relacionado: